El encanto de las bodas en la playa

El encanto de las bodas en la playa

Las bodas en la playa se han convertido en una de las mejores opciones para novios que buscan una celebración íntima y diferente

Las bodas en la playa se han convertido en una de las mejores opciones para novios que buscan una celebración íntima y diferente. Las peculiaridades de un enlace de este tipo hacen que su planificación necesite unos requisitos muy concretos.

Si quieres saber cómo organizar una boda en la playa y por qué decidirte por este tipo de celebración, no te pierdas el siguiente artículo.

¿Qué necesitamos?

Casarse en la playa requiere planificar los preparativos con bastante antelación. Es necesario pedir un permiso especial en el Ayuntamiento al que corresponda la playa donde quieres casarte.

En estos trámites tendréis que precisar algunos detalles relacionados con la boda como pueden ser:

  • Especificar el número de invitados y la franja horaria de la boda.
  • Qué tipo de instalación necesitaréis (carpas, cenadores, generadores eléctricos…).
  • Qué medidas de seguridad se adoptarán.
  • Nivel de decibelios que se alcanzará durante la fiesta.

Por otra parte, hay una forma más sencilla de organizar tu boda y es celebrarla en un hotel con playa privada o un beach club. En este caso, normalmente, es dicho establecimiento el que se encargará de tramitar los permisos necesarios.

¿Por qué elegir la boda en la playa?

Una boda playera es una forma muy especial y romántica de casarse, por el carácter íntimo de la ceremonia y el encanto del lugar. Estas son algunas de las ventajas de celebrar una boda en la playa.

Romántica e íntima

Las bodas en la playa suelen ser celebraciones íntimas en las que se respira romanticismo en el aire. El sonido del mar, la arena y la puesta de sol ofrecen un ambiente de ensueño en una boda que suele tener una lista de invitados más reducida por las condiciones del lugar, habitualmente calas pequeñas o playas privadas. Este carácter íntimo contribuye a hacer la celebración más especial y memorable para todos.

Boda original

La playa ya es por sí sola un decorado espectacular, por lo que es mejor apostar por pequeños detalles que realcen la belleza del lugar. La decoración para una boda de playa que no falla nunca y se integra mejor es la decoración marinera: conchas, estrellas de mar, piedras o ropa blanca son solo algunos ejemplos.

Al tratarse de un tipo de boda tan original en un ambiente tan distinto al tradicional para los enlaces, los invitados se contagiarán del ambiente relajado y divertido que tienen este tipo de celebraciones.

Las fotos serán únicas

Una de las ventajas más destacables que tiene celebrar una boda en la playa es que ofrece un marco incomparable para hacer las fotos de boda. La playa, el sol, la arena o aprovechar la luz para captar instantáneas con la puesta de sol de fondo os proporcionarán unas fotos únicas. Otra ventaja es que no tendréis que desplazaros a otro lugar para hacer las fotos por lo que contaréis con más tiempo para hacer la sesión de recién casados.

 

Como ves, para celebrar bodas en la playa necesitas gestionar los permisos obligatorios, aunque tienes la opción de hacerlo más sencillo celebrando tu boda en un hotel o restaurante de playa, ya que ellos se ocuparán de todo para que puedas celebrar tu enlace en ese entorno tan bello. En cualquier caso, el entorno hará que un día tan especial se convierta en un sueño que ni vosotros ni los invitados podréis olvidar.

Comparte este artículo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Ir arriba