FOTÓGRAFO DE BODAS

En varias ocasiones me he planteado sobre ¿qué es lo que más me gusta de mi profesión?. Al principio pensaba que era hacer fotos en lugares espectaculares como haciendas que parecen sacadas de cuentos, hacer una boda en la playa, y ¿si lo celebran en un castillo? Qué precioso es ver una mesa decorada o un traje de novia de diseño. Me encanta!

A medida que ha ido pasando el tiempo me he dado cuenta que capturar con mi cámara una caricia inesperada, una mirada que dice “te quiero”, esos especiales y emotivos momentos entre dos personas que se aman, hacen que sea, lo que más me guste de ser fotógrafo de bodas.

Ir arriba